='GENERAL' NAME='RATING'/>

jueves, 5 de febrero de 2015

LEONARDO DA VINCI ERA DE ORIGEN ÁRABE Y CONOCÍA LAS DOS CARAS DE DIOS

Leonardo Da Vinci y los secretos de su obra muestran su conocimiento sobre los  Heloim

En su obra muestra un plano del secreto de la creación.

heloim y annunaki leonardo da vinci

Os preguntaréis si es posible hacer confluir en un vídeo temas tan aparentemente distintos como las obras de Leonardo Da Vinci, Ciencia, Arte, Orígenes de la humanidad, espiritualidad y la figura de "EL MAL".

Pues vamos a intentarlo! Veremos a continuación una serie de cuestiones que desbordan el concepto de "casualidad"  y que más bien se insinúan como huellas cifradas de unos conocimientos esotéricos que vinculan la trayectoria humana a un pasado oculto y hermético. 





Primeramente explicaré, desde mi punto de vista multidisciplinar, algunos rasgos indispensables de la vida y obra de Leonardo da Vinci, que no se ajustan a las explicaciones ortodoxas de los historiadores, para poder presentar seguidamente  la conclusión que he sacado de la investigación del "San Juan bautista predicando en el desierto" pintado por Leonardo.


Leonardo da Vinci era un alquimista, aunque fue un hombre que nació fuera de su tiempo, si tenemos en cuenta su gran capacidad visionaria. Diseñó un helicóptero, un vehículo militar, embarcaciones sumergibles, trajes de buzo, de combate, grúas móviles. Digo diseñó porque sus proyectos nunca pasaron de ser bocetos, quizá porque fueron demasiado avanzados para su tiempo o quizás por ser él mismo consciente de las restricciones y dogmas que la iglesia imponía. 


Hasta ahora se sabía que escribía al revés, hecho para el que los expertos occidentales encontraron una fácil respuesta: según ellos era por ser zurdo y el uso de tinta y pluma evitaba que fuera borrada o ensuciada al escribir. 

Esta teoría no se sostiene por algo muy sencillo: el maestro Leonardo estaba acostumbrado a pintar con carbón y sanguina además de óleo, y del mismo modo que los pintores actuales, se utilizaba una tabla con dos extremos mas altos que se apoyan sobre la superficie como podemos ver en estas imágenes, una representación de Leonardo y una de un artista actual. 

¿Qué sentido tiene comentar este hecho? 

Leonardo sabía escribir árabe y era conocedor y lector de muchos de los textos secretos de las tierras árabes de oriente. (Veremos más adelante cómo se refleja la palabra "Alá"  Al-lāh “La Divinidad” (الله) (DIOS ) en el cuadro que analizaremos).

El libro de Morteza Khalaj Amirhosseini “Los dibujos de Leonardo da Vinci” contiene no solamente los mejores dibujos del artista sino también una biografía detallada del genio florentino. En ella, el autor iraní prueba que Leonardo era musulmán según fuentes de primera mano ignoradas por los historiadores europeos.


Esta teoría vendría a ser corroborada por un estudio de Francesco Chianti sobre Caterina, la madre de Leonardo da Vinci (1451-1519) que demuestra que la madre del artista era una esclava, probablemente árabe, de origen medioriental. Así lo reveló un nuevo libro sobre el mayor genio del Renacimiento titulado ¿La madre de Leonardo era una esclava? 


En este estudio, el experto italiano sostiene que Caterina, la misteriosa madre de Leonardo da Vinci, era la "Caterina sclava" de la que se habla en el testamento de Vanni di Niccolo di Ser Vanni, un banquero florentino y usurero que vivió en el siglo XV. Una de las evidencias más importantes es el hallazgo de una huella dactilar de Leonardo sobre el cuadro “La dama del armiño”. Según el antropólogo Luigi Capasso la tipología de la impronta es característica del 60 por ciento de los individuos provenientes de países árabes”. 


Es muy significativo también que en algunos de los cuadros de Leonardo haya personajes cercanos a Jesús haciendo el signo de la shahada islámica, la declaración de la unidad divina, como en el cuadro de la última cena o el de san Juan Bautista, precursor de Jesucristo.

¿Qué nos quiso decir Leonardo? ¿Acaso que Juan el Bautista era el verdadero Mesías?

Bien, vamos a centrarnos en la figura de Leonardo Da Vinci y su obra "San Juan el Bautista", la cual encierra múltiples mensajes que analizaremos junto con su historia nada ortodoxa.


Comencemos por la obra de arte y la figura representada.


Es curioso que para ese cuadro con ese algo tan inquietante usase de "musa" a su discípulo Gian Giacomo Caprotti da Oreno, al que llamaba con el nombre de un diablo, Salai.


Para su análisis, tendremos en cuenta un aspecto muy importante: Leonardo da Vinci, se especializó en la escritura a mano izquierda y a la inversa, lo que ha inspirado a los investigadores de hoy la búsqueda de rastros en las imágenes especulares de sus obras (reflejadas en espejo), en las que la constante de  LA DUALIDAD aparece como una especie de clave cifrada, solo visible cuando la mirada se dirige más allá de lo obvio, más allá de la "lectura" lineal y del pensamiento dogmático.  


Consideraremos también, por otra parte, que en muchas de las pinturas del genio renacentista aparecen personajes con el dedo índice levantado. Y no sólo en una ocasión. Demasiado sospechoso como para que ese gesto no encierre un profundo e irreverente significado.


San Juan Bautista es uno de los últimos cuadros del pintor renacentista, datado hacia 1508-1513, época en que el Alto Renacimiento estaba metamorfoseándose en el Manierismo.


Leonardo creía que el primer ser humano en bautizarse no fue Jesús, sino el propio Juan Bautista, por lo que el pintor italiano lo identifica con el verdadero Mesías, "el enviado de Dios".


Para entender la figura de "Juan el Bautista"  representada en el cuadro hay que evocar algunos datos del  Antiguo Testamento. El “vestido de pelo de camello” y el “cinto de cuero alrededor de su cintura”, eran la vestimenta típica de los beduinos nómadas que vivían a las orillas del desierto de Judá, pero también sería interesante tener en cuenta momentos clave en la interpretación del "cristianismo" como el V Concilio Ecuménico de Constantinopla del año 553.


Como podemos apreciar en esta imagen, el diseño del vestido de pelo de camello representa la shahaba musulmana, recordando ésta al movimiento de una serpiente. 


Para los gnósticos, el creador de este mundo no fue el principal creador verdadero, sino un demiurgo, un "artesano", un ángel caído, que también tiene un lado malvado.


Mientras que el verdadero Dios, el verdadero primer creador (a quien Jesús llama  "padre") es totalmente y sin restricciones bueno, fue un demiurgo imperfecto quien creó un mundo imperfecto. 


Ha sido demostrado que los gnósticos identifican a este imperfecto Demiurgo- "dios" - creador con el dios del Antiguo Testamento, a quien también llaman Yaldabaoth, que quiere mantener a los humanos en un estado de ignorancia en un mundo material y que castiga  sus intentos de lograr el conocimiento y la comprensión (de "comer del árbol del conocimiento"). 


Yaldabaoth falsamente cree ser el único dios en todo el cosmos, y las enseñanzas gnósticas constantemente hacen hincapié en que los Arcontes son imitadores que no pueden producir nada original.


Por lo tanto, teniendo en cuenta esto, podemos decir que aunque la mayoría de los mortales evoque a Dios con la mejor de las intenciones y dedique su fe a un DIOS benevolente sea el dios que sea,,, lo cierto es que Da Vinci nos muestra la existencia de una bicefalia ideológica respecto a este concepto:


* UN DIOS BUENO al que Jesús llama Padre 


* y otro que usurpa la condición de DIOS, esclavizando al hombre y oponiéndose a que el hombre se libere de sus cadenas. Éste sería por lo tanto el dios judío Yaldabaoth. 


Todo esto también queda representado en la  controvertida estrella de cinco puntas o  Pentagrama, que Simboliza al Hombre en su forma integral, con los brazos y piernas abiertas, integrado en perfecta armonía con la plenitud de la existencia. 


Los cristianos gnósticos también lo tomaron como un símbolo de las 5 llagas de Cristo. De ese modo, es  visto como una representación del misticismo religioso y del trabajo del creador. Estas son algunas de las explicaciones "de libro" mas extendidas, pero quizás la mas interesante sea la del pentagrama reflejado en el Sexto Libro de Moisés, en su centro aparece la palabra plural hebrea Heloim -


Para analizar por lo tanto éste símbolo y el contenido de la palabra comprendida HELOIM puntualizaremos algún dato.


Los expertos de la Biblia Hebrea exponen que no se trata de un libro creado por un DIOS SUPREMO TODOPODROSO, sino de una compilación de al menos dos trabajos distintos, dos tendencias completamente separadas y quizás antagonistas. 


Compilados en el Génesis existen por lo tanto dos tendencias denominadas por los académicos como las tradiciones del Norte "E" y las del Sur "J", que fueron complementadas por revisiones e inserciones adicionales. 


En la "E" o "del Norte" contiene los pasajes referentes a los Elohim de la tradición pre¬ Judaica de la que se deduce que "LOS HUMANOS SOMOS UNA RAZA ESCLAVA DE LOS DIOSES" , la gente del Norte, quienes exaltaban al Más Elevado Dios, El, y a los subordinados Elohim. 


Los pasajes correspondientes a "J"o del Sur , son los  Jehovistas, que describen una entidad totalmente foránea,  el malvado Jehovah (YHWH), el "Señor" .


¿Habla por tanto de la creación extraterrestre?

¿Fueron los extraterrestres nuestros creadores?
¿somos extraterrestres?

Da Vinci parece ser conocedor de los más altos secretos de la creación, reflejando en esta obra un mapa aunque no refleje todo el territorio. 


Sin duda Da Vinci sentía amenazado su saber de Alkimista por las crecientes "logias usurpadoras del conocimiento", que hoy en día el público no sabe discernir de entre los verdaderos conocedores arquitectos masones y los falsos y abundantes masones usurpadores del conocimiento. 


Esta planificada confusión ha llevado al concepto mal interpretado de que la pirámide sea un símbolo de una de esas logias usurpadoras de conocimiento, me refiero a los illuminatis, cuando en realidad ellos se han interesado mucho en ser identificados con dicho símbolo pues en la propia construcción de la gran pirámide está descrito en un "plano del secreto de la creación de la humanidad".


De este modo, si odiamos la puerta de salida de este sufrimiento humano separado del conocimiento, jamás tomaremos por voluntad propia la salida, ya que ésta es tomada como un símbolo de los opresores. Por decirlo de forma metafórica, es como si nuestro carcelero nos hubiera educado con un dogma que nos convence de que la llave de salida de la prisión en la que estamos cautivos es una llave de peste y maldición. De este modo, se aseguran de que nuestra salida sea reprimida por el miedo.


Por último, y como mensaje de esperanza para los verdaderos buscadores, también podemos visualizar en el centro de la obra la figura del caduceo... sin duda como metáfora del sendero  que conduce al conocimiento y a la liberación por medio de las 7 llaves o chakras que liberan al hombre de las cadenas de su esclavitud, sendero que tiene su epicentro en el chakra del corazón: verdadero núcleo de la divinidad humana motor de la búsqueda verdadera. 


Todo esto que he comentado, ha sido constantemente tergiversado desde milenios atrás una y otra vez, en cada época se ha contado con el beneplácito y la ignorancia de las bases para alimentar mentira sobre mentira, creando confusión una capa tras otra. 


Hoy en día, podemos ver cómo multitudes de personas, cuando ven una pirámide, lo identifican como un símbolo illuminati,,, sin saber que de este modo participan de la intención de los propios iluminati.


Bien, esto ha sido todo, siento no haber entrado más a fondo en cada uno de los temas apuntados, pero se trataba de ofrecer una posibilidad de enfoque para aquellos que quieran darse una oportunidad y replantearse... quizás.,.. decisiones sobre si se está sirviendo al verdugo y al cadalso sin saberlo. 




1 comentario: